Alarmas    

Instalación y mantenimiento de aparatos, dispositivos y sistemas de seguridad contra robo e intrusión y contra incendio. Central de alarmas. Sistemas para control de accesos.

 

 

 

La Crisis podría incrementar los robos en viviendas y negocios

Los efectos de la situación económica que sufre actualmente España comienzan a ser evidentes. El aumento de las tasas de desempleo y la cada vez mayor inactividad laboral prevén un incremento de la delincuencia y los robos con fuerza en el interior de negocios y viviendas. En consecuencia, se observa por parte de los ciudadanos una mayor búsqueda de protección, tal y como confirman las ventas de alarmas de Securitas Direct que en lo que va de año se sitúan en torno a las 10.000 unidades/mes.

Según datos de la Central Receptora de Alarmas de esta misma compañía, destaca el hecho de que entre enero y octubre, de 50 provincias de España, tan sólo seis han concentrado más del 50% del total de los saltos de alarma pasados como posibles robos a los Cuerpos de Seguridad del Estado. De mayor a menor: Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante, Sevilla y Málaga.

No en vano, la Policía Nacional ha incrementado durante este mes sus efectivos en 2.673 nuevos agentes para garantizar la seguridad ciudadana en momentos en que la intervención de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como su apoyo a las empresas de seguridad son factores decisivos para combatir los efectos de la actual crisis, agudizada además por la proliferación de bandas organizadas y nuevos métodos de delincuencia.

Securitas Direct, única empresa de seguridad con verificación de saltos de alarma por voz e imagen, desarrolla un importante esfuerzo por depurar al máximo la identificación de aquellas incidencias clasificadas como posibles robos, con el fin de evitar a estos cuerpos desplazamientos innecesarios y procurar la optimización de sus recursos.

El Ministerio del Interior, a través de la página web de la Guardia Civil, continúa recomendando la instalación de todos los sistemas de seguridad posibles en los domicilios (puertas de seguridad, rejas o cierres de terrazas, alarmas) en función de las posibilidades económicas de cada hogar.